Con tanta información que encontramos en los medios de comunicación y las recomendaciones que nos hacen nuestros conocidos, amigos y familiares, entrenadores deportivos y demás personas, estamos en riesgo de tomar suplementos de manera constante, pero en la mayoría de las veces mal informados.

 

El consumo de suplementos se ha desarrollado en los últimos años debido a las necesidades nutrimentales de las personas. Además, las tendencias reflejan la compra de productos para mostrar resultados físicos de manera rápida y sencilla, como aumentar masa muscular y disminuir los porcentajes de grasa y aumentar el rendimiento deportivo.

 

¿Realmente necesitamos suplementos?  

Una alimentación balanceada, con al adecuado aporte de nutrientes provenientes de los distintos grupos de alimentos, debería ser suficiente, sin embargo, la mayoría de la población no consume los alimentos de manera balanceada y sus hábitos de vida no son los adecuados, además de que los productos naturales han perdido nutrientes por la contaminación y erosión del suelo.

 

Podemos consumir suplementos para asegurar el aporte de nutrientes en nuestro cuerpo, pero es de suma importancia estar bien informados de los productos que vamos a consumir y analizar la calidad de los mismos para tener el efecto positivo que buscamos. 

 

¿Qué suplementos funcionan? 

La evidencia científica debería ser la base de la toma de decisiones para el consumo de suplementos. De esta manera nos aseguramos de consumir productos que realmente sean adecuados para nuestro tipo de actividad y necesidades, y evitamos poner en riesgo nuestra salud y gastar dinero en vano. 

 

Para saber cuales son los mejores suplementos y como debemos de consumirlos es importante que busquemos siempre la ayuda de un profesional de la salud, además existen diferentes fuentes en las que podemos basarnos para analizar los suplementos. 

 

En este artículo voy a mencionar 2 que son muy buenas, fáciles de encontrar y que están basada en evidencia científica. 

 

Instituto Australiano del Deporte

 

Aquí, los suplementos se clasifican de acuerdo a evidencia científica y consideraciones prácticas que determinan si un suplemento es legal, seguro y efectivo para mejorar el rendimiento deportivo. La decisión se toma a través de un grupo de expertos del Instituto Australiano del Deporte y se reevalúa constantemente para presentar actualizaciones. 

 

La división que realizan se hace en 4 grupos:

 

Grupo A

Son los suplementos que están probados y se pueden utilizar de forma segura en el deporte. En esta lista encontramos.

Grupo B

Es el grupo que está en investigación, los suplementos de esta categoría se pueden proporcionar a los atletas bajo un protocolo de investigación o bajo supervisión. 

 

 

Grupo C

En este grupo se encuentran los suplementos que tienen poca evidencia científica de sus beneficios. 

 

Grupo D

Aquí se encuentran los suplementos que están prohibidos por su alto riesgo a estar contaminados o por ser sustancias que dan positivo en un test de dopping.

 

 

Examine

 

Examine Es una página que se ha encargado de buscar evidencia científica de los suplementos y los clasifican según su función y grado de evidencia que ha presentado ante dicho caso. 

 

Se divide cada suplemento de la siguiente manera.

 

 

 

La clave en el consumo de suplementos es realizarlo de manera segura, efectiva y adecuada. Espero que estas páginas sean de tu utilidad para analizar mejor el consumo de productos y evitar caer en recomendaciones no adecuadas. 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Recent Posts
Please reload

Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square